tapetes impresos

Productos

 

Los tapetes impresos están adentrándose cada vez más dentro y fuera de los comercios a pie de calle. Hace años nadie se preocupaba de colocar un tapete personalizado y único en la puerta de su negocio, pero ahora que la crisis aprieta muchos comerciantes están viendo en la decoración su salvación para seguir atrayendo clientes y en resumidas cuentas para tratar de competir contra otros comercios que muchas veces utilizan truquillos decorativos tales como el del tapete para “atrapar” a más personas que si no fuera por ese detalle probablemente ni se hubieran parado a mirar el comercio que tenían delante.

¿Y cómo se colocan los tapetes impresos? Lo más habitual suele ser comprar uno para la entrada del comercio y otro para el interior del local; el tapete exterior suele tener un logotipo impreso sobre su superficie que representa a la tienda, aunque también es frecuente encontrarse con un texto o incluso con una oferta destacada sobre el tapete; el tapete del interior del comercio tiene una finalidad más bien diferente, ya que su misión únicamente es adornar el comercio sin distraer la atención del cliente de los productos de las estanterías, por lo que un tapete con un color poco llamativo es el más aconsejable para este uso.

Igualmente, lo bonito de los tapetes personalizados es que se pueden diseñar exactamente tal y como se desea sin limitación alguna, por lo que todo el mundo tiene total libertad para comprar el tapete que tiene en mente sin seguir ningún diseño predeterminado.