Tapetes ergonómicos tipo alfombra

Decoración

502

Promover un lugar de trabajo productivo con tapetes ergonómicos.

La fatiga está estrechamente relacionada con el trabajo, además puede costar a su empresa grandes cantidades de dinero y recursos cada año. Trabajando día tras día sobre superficies duras puede ser agotador para sus empleados, con el paso del tiempo esto puede desembocar en dolor de espalda, piernas, rodillas y sobre todo en dolor en los talones. Un aumento en el estrés físico para el trabajador significa en primer lugar una reducción de la productividad y a la larga pueden aparecer una serie de enfermedades profesionales, las cuales evitaran que los trabajadores puedan trabajar en perfectas condiciones e incluso provocar una baja prolongada por enfermedad profesional.

Cuando se trabaja sobre superficies duras, los tapetes tipo alfombra anti-fatiga o ergonómicos es la solución idónea para proteger a los trabajadores, además sus empleados estarán protegidos contra resbalones, tropezones y caídas al mismo nivel. Esta clase de superficies se pueden instalar en cualquier establecimiento como tiendas, restaurantes a instalaciones de fabricación en cadena, además de reducir el estrés físico al que se ven sometidos los trabajadores aumentan considerablemente el nivel de seguridad, de hecho la utilización de esta clase de superficies es obligatoria en ciertos puestos de trabajo.

 

Al elegir el tapete ergonómico adecuado para un negocio, debemos plantearnos cinco preguntas importantes:

¿Es el tapete anti-fatiga la mejor opción para la instalación?

¿Cuál es la vida útil del tapete cuando se somete a desgaste diario?

¿Qué espesor debe tener el tapete?

¿Estoy creando el máximo confort o simplemente lo justo?

¿El tapete está disponible en un tamaño que se adapte a mi negocio o tenemos la posibilidad de poder disponer de tamaños personalizados?

 

Al invertir en alta calidad en productos ergonómicos, estaremos invirtiendo en nosotros mismo y nuestra empresa, aunque parezca una herramienta poco eficaz o nimia, es todo lo contrario, ya que gracias a esta clase de tapetes se puede aumentar la producción, reducir drásticamente las enfermedades profesionales y lo más importante de todo reducir los accidentes por caída o resbalones.