Señalización vial en la ciudad

Automóviles

En la ciudad debido al alto tráfico es que se han creado nuevas normas de seguridad vial, las cuales tiene como objetivo no solo organizar el tráfico existente sino también permiten evitar accidentes y problemas de tráfico como embotellamientos o atascos,  las señalización generalmente son universales, o sea que son muy similares en todos los países del mundo, también parte de dicha señalización se puede componer por objetos viales como reductores de velocidad, conos viales, o cartelería indicadora.

Dicha señalización se compone también por carteles que pueden contener una advertencia tanto al peatón como al conductor de vehículo, la señalización también incluye las cebras y vías para caminantes,  además de carteles indicadores, como ceda el paso, pare, disminuir la velocidad en zonas donde existen edificaciones públicas como escuelas u hospitales.

Sind duda alguna esta señalización es muy importante ya que permite tener un tráfico muy organizado y evitar problemas como choques o accidentes.

 

Reductores de velocidad vial

Control de la velocidad del tráfico, mediante reductores de velocidad vial.

 

product-img-1
Diseñado específicamente para Topes Reductores de velocidad

Para reducir o controlar el tráfico, debemos seguir las indicaciones y señales de seguridad para el tráfico. Estas señales nos indican sobre los diversos peligros y normas a respetar, para los diferentes riesgos se utilizan señales reglamentarias de tráfico diferentes. Por ejemplo el color rojo refleja situaciones de riesgo inmediatos que pueden producir la muerte o lesiones graves como otros de peligro de incendio y símbolos.

Pero las señales reguladoras que se utilizan para controlar el tráfico no es suficiente para eliminar los riesgos y así no sufrir un accidente. Esto se debe a la sociedad en la que vivimos, con prisas, estrés y distracciones. Por este motivo es fundamental contar con medidas disuasorias activas, como los reductores de velocidad vial. Esta herramienta obliga a los conductores a reducir drásticamente la velocidad a la que circulan, eliminando de este modo el riesgo mortal al sufrir un atropello. De hecho si sufrimos un atropello a 30 km por hora o menos, apenas sufrimos lesiones, estos reductores obligan a los conductores a reducir sus velocidades de paso por encima de los topes a unos 30 km por hora, de lo contrario si la velocidad es superior el vehículo sufrirá daños y deterioros. También existen métodos más radicales para para en seco un vehículo cuando están cruzando los peatones, pero estos métodos provocan la pérdida del vehículo y lesiones al conductor, estas medidas son los pilotes automáticos que suben cuando un peatón se dispone a cruzar.

Otra forma de evitar los atropellos y accidentes es la concienciación, la cual no obtiene los resultados esperados, por lo tanto si quiere reducir la posibilidad de que un peatón muera por atropello es necesario contar con una buena señalización vertical que advierta del paso de peatones y de la colocación de los topes reductores, después tenemos el tope que actúa como medida disuasoria activa y a la vez proporciona una advertencia sonora al peatón, cuando un vehículo pasa por encima del tope.