Pisos de hule o caucho

Productos

 

Los polígonos industriales están llenos de naves destinadas a distintas actividades, sobre todo las que tienen que ver con la fabricación y el mantenimiento de muy distintos tipos de productos. Existen una gran cantidad de talleres en estos lugares, destinados a muy diversas actividades, como la fabricación de piezas de motores y componentes electrónicos. En estos mismos talleres también podemos llevar artículos deteriorados o averiados para que nos los arreglen.

En sus pisos de hule podemos encontrar todo tipo de herramientas destinadas a reparar nuestros equipos, bien sean automóviles, electrodomésticos u ordenadores. Además encontraremos personal cualificado que nos ayudará y orientará en cuál es el mejor modo de conseguir la reparación o sustitución de piezas y equipos que llevemos.

Claro que cada taller estará especializado en un artículo o familia de artículos en particular, no podemos llevar nuestro vehículo automóvil a un taller de reparación de electrodomésticos y pretender que nos arreglen el carburador…

 Si nos aburrimos de que el suelo de nuestros hogares siempre sea igual, podemos elegir entre varias soluciones, aunque una de las más fáciles de colocar y cambiar es la que nos ofrecen los pisos de caucho por varias razones.

La principal razón que la facilidad con la que podemos cubrir toda una estancia con un solo rollo, siempre que el ancho sea suficiente para cubrirlo todo con una sola pieza. De esta manera podremos sobreponerlo en el suelo sin tener que utilizar más que una cinta de doble cara de buena calidad. Así podemos cambiar el suelo todas las veces que queramos tan solo enrollando un suelo y desenrollando otro.

Otra de esas razones es que en comparación con otros, el piso de hule es más económico y por lo tanto se pueden hacer cambios con más asiduidad que al colocar plaqueta o parquet, ya que estos son más caros y más difíciles de sustituir.

A la hora de decorar nuestro hogar nos gusta cuidar todos los detalles, incluso aquellos en los que solo nosotros prestaremos atención. El suelo es uno de esos detalles que seguro que a cada uno de nosotros le gusta cuidar. Tenemos una gran cantidad de productos con los que podemos vestir nuestros suelos, adaptados para nuestras necesidades.

 

Si somos frioleros seguro que elegir un piso de moqueta será la mejor opción, aunque junto con el suelo tendremos que comprar una buena aspiradora para tenerla en condiciones óptimas.

Los pisos de hule son una buena opción si nos gusta la variedad, ya que tenemos muchísimas variedades de modelos y colores. Además resultan muy fáciles de colocar y de reponer.

Los pisos de cerámica y mármol dan un aspecto señorial a cualquier estancia, pero debemos tener en cuenta que este tipo de superficies son muy frías, por lo que una alfombra será el mejor complemento que podamos elegir.

El árbol del caucho, también conocido como hule, es una especie de la familia de los productores de moras que llega a superar los veinte metros de altura y de cuyo tronco se consigue un producto blanco de aspecto lechoso que se calienta para obtener un producto aislante y elástico: el látex.

Con este material se fabrican una gran cantidad de productos, entre ellos el caucho con el que se hacen los neumáticos o mezclado con otros productos químicos se obtienen unas láminas relativamente flexibles pero con una gran dureza, son los rollos con los que se hacen los conocidos pisos de hule, elásticos y resistentes a todo tipo de productos agresivos, al pisoteo y a soportar un peso considerable sin que se vean aparentemente afectados.

 

Los pisos de hule cayeron en desuso aunque gracias a los nuevos modelos que se fabrican y a l gusto de algunos decoradores están volviendo a utilizarse.