OLI instala sus pulsadores Slim en el Hotel Viña Vik

OLI acaba de instalar algunos de sus productos en el Hotel Viña Vik, situado en la ciudad chilena de Millahue. Se trata de un hotel vanguardista, con 22 suites, ubicado en un viñedo con vistas privilegiadas a la cordillera de los Andes.

En los baños de las suites se han colocado los pulsadores Slim de OLI. Se trata de un modelo para cisternas empotradas, desarrollado en el centro de innovación de OLI, que se caracteriza por ser hídricamente sostenible. Tiene integrada función de doble descarga así como grabación en braille para facilitar su uso para personas invidentes. El pulsador está realizado en ABS lo que le confiere una alta resistencia a los arañazos. De accionamiento mecánico, tiene una fuerza de accionamiento <20N lo que garantiza una máxima limpieza.

El hotel Viña Vik se encuentra dentro de una explotación vinícola que produce uno de los mejores vinos de Chile. Destaca por su arquitectura sostenible. En su construcción se han utilizado materiales y tecnologías que implican un gasto menor, tanto de energía como de recursos. Asimismo, se ha intentado integrar al máximo el edificio con el medio ambiente.

OLI forma parte desde 1993 del Grupo Fondital italiano y tiene su sede en Aveiro (Portugal), siendo líder en la Península Ibérica en la fabricación de cisternas y mecanismos para sanitarios y uno de los más importantes del mundo. En 2014 registró una facturación de 57 millones de euros. Actualmente, la empresa integra a 400 trabajadores en Portugal e Italia, trabaja de modo ininterrumpido las 24 horas al día, siete días a la semana y tiene una producción diaria de 7.800 cisternas y 28.000 mecanismos que se exportan a 70 países de los cinco continentes.

Es la única empresa portuguesa que fabrica cisternas interiores. En 2012 recibió el Premio Kaizen Lean, del instituto Kaizen, en la categoría de “Excelencia en la productividad” por su eficiencia operacional. Esta distinción reconoce la mejora continuada y la innovación en los procesos de producción de OLI, que se ha convertido en un referente mundial y en una marca de excelencia.