En lo que a topes de estacionamiento se refiere

Productos

 

En lo que a topes de estacionamiento se refiere, lo cierto es que la variedad de productos es tan simple que no hay que dar muchas vueltas por Internet para comprar unos topes que se adapten al típico problema que aparece en los aparcamientos privados: la falta de espacio a la hora de maniobrar, causando golpes y arañazos contra las columnas y las paredes que blindan las plazas. Gracias a que estos topes tienen precios muy ajustados, resulta mucho más económico colocarlos en la plaza en lugar de sufrir arañazos que después conllevan tener que pintar el coche entero, y dada la situación económica que azota el país lo cierto es que las cosas no están como para andar pintando el coche cada año.

 

Ahora bien, ¿cómo funcionan los topes? Simplemente se trata de unos elementos de plástico que frenan las ruedas cuando éstas están en el lugar que haya elegido el dueño del coche, pudiendo así aprovechar el máximo espacio posible de la plaza de aparcamiento sin poner en peligro la integridad del vehículo.

 

La instalación normalmente se realiza a partir del coche aparcado tal y como se estaciona normalmente, para así tomar las medidas adecuadas para después instalar los topes en el lugar correcto. En un par de horas uno puede tener lista su plaza de aparcamiento “segura”, evitando así los golpes y permitiendo aparcar en cuestión de varios segundos (basta con frenar en el momento en el que las ruedas tocan el tope, no hace falta ni asomarse por la ventanilla).