El exceso de velocidad en las zonas residenciales.

Automóviles

 

Como solucionarlo fácilmente, con la instalación de topes viales.

Yo vivo en un complejo de apartamentos muy bonito. Sin embargo, el aspecto negativo que le encuentro al estar situado a las afueras de la ciudad es que carece de medidas de seguridad para los peatones, carece de reductores de velocidad y el control de la policía como sucede en el centro de la ciudad. Aunque aprecio el hecho de la tranquilidad y el bienestar que aportan esta clase de urbanizaciones, de hecho de menos una serie de medidas preventivas para la seguridad vial, ya que siempre hay quien no se da cuenta de que está circulando por una zona residencial y no respeta la velocidad de circulación, también existen los irresponsables que para ahorrar tiempo atajan por el medio de un barrio residencial a velocidades excesivas. Aunque los topes viales resultan molestos son la medida activa más disuasoria para que los coches circulen con calma por mi barrio.

De hecho tengo una relación de amor y odio con reductores de velocidad, sin embargo, me imaginé que había una razón para que se coloquen en ciertos puntos estratégicos de las ciudades, que se hace evidente por las pocas personas que he visto o sufrido un atropello por culpa de un vehículo que no circulaba a la velocidad establecida.

Esto se hace evidente con el número de personas que viven en un complejo de apartamentos y están siempre fuera caminando y realizando actividades, correr o dar paseos a sus perros, o la gran cantidad de tráfico peatonal.

 

Por estos motivos que he descrito, quiero que las personas se conciencien y que las autoridades competentes tomen las medidas necesarias para la instalación de topes viales, reductores de velocidad, pasos de peatones sobre-elevados, etc. todo lo que sea necesario para que no se produzcan atropellos.