Consejos para mantener una dentadura perfecta

Salud

 

Hoy en día si hay algo que se ha puesto de moda, es tener una dentadura perfecta y que los dientes estén lo más blancos que se pueda. Esto probablemente se deba a que la televisión ha sido invadida por unas sonrisas brillantes que provocó que el nuevo objeto de deseo sea tener una sonrisa como esa. Aunque muchas personas desearían tener los dientes como tal o cual persona, en verdad esto no es posible, porque cada persona es distinta.

Sin embargo la solución que tenemos acá son técnicas que pueden ser implementadas por todos, independientemente de sus características particulares. Es por esto que en lo que sigue te contamos qué técnicas hay que hacer para tener unos dientes perfectos. No sólo se busca una sonrisa blanca y brillante, sino una dentadura perfecta en lo que hace al posicionamiento de los dientes.

Lo bueno de todo esto es que hay técnicas que hacen esto posible y que no quede todo en un simple deseo que no tiene concreción. De todas maneras, es importante destacar que las técnicas que te presentamos a continuación pueden ser llevadas a cabo únicamente por un especialista, ya que se tratan de técnicas de odontólogos y no simple remedios caseros.

Las técnicas más usadas para tener unos dientes perfectos

En términos generales son tres las técnicas y los tratamientos que más se usan en los consultorios para darles a los pacientes una sonrisa perfecta. La primera de ellas, tiene que ver con las que se denominan como correctivos. Se trata de la ortodoncia que consiste en movilizar el diente con la raiz, que suele ser categorizada como la menos invasiva respecto de otras técnicas. La particularidad de ésta es que no se pierden piezas dentales, sino que solo se mueven para que se adecuen a la posición buscada. De todas maneras, esta técnica no cumple con la demanda de los pacientes de tener dientes blancos y brillantes.

La segunda de estas técnicas se llama aditivos. En estas se agrega algo a las piezas dentales. Esto es lo que comúnmente vemos en la televisión, que se llaman carillas, que pueden ser tanto de cerámica como de resina. En estos de lo que se trata es de agregar algo, que trae como consecuencia una transformación del color del diente y muchas veces también implica un cambio de forma, que generalmente se ve en el largo del diente y no en el ancho.

La tercera técnica se llama sustractivos. En estas lo que se hace es desgastar una pieza dental para colocar algo, que podría ser una corona.

Información sobre los blanqueamientos

Hoy en día una de las cosas que más está marcando tendencia es tener los dientes más blancos, que se da a través de lo que denominamos como blanqueamiento. Éstos se encuentran dentro de lo que se llama odontología cosmética, que está más en relación a cuando una persona va a una peluquería y se cambia su color de pelo.

De lo que se trata en estas técnicas es de hacerle un tratamiento oxidativo al diente para lograr una o dos tonalidades menos en el mismo. Es importante destacar aquí que no está mal hacerte un blanqueamiento pero sí está mal sobre tratar algo, es decir, hacer tratamientos cuando en verdad no deberían hacerse.

Haciendo ésta salvedad, los blanqueamientos efectivamente funcionan y son súper fáciles de realizar, a tal punto que las personas pueden realizarlo desde su casa siguiendo las indicaciones que su odontólogo le hizo. Los cuidados posteriores tienen que ver con evitar consumir determinados alimentos, como el máte, el café, cigarrillos, etc. Por último, éste puede durar hasta dos años y medio.

 

Foto de http://www.clinicadentalxabierbeizama.com/tratamientos/