Consejos para elegir las mamparas de baño

 
Sin duda en el mercado podemos encontrar mamparas de ducha y de bañera de diferentes formas, con distintas aperturas y de múltiples acabados. Por ello es muy aconsejable seguir unos consejos para hacer la mejor elección posible al hacer nuestra reforma en casa.

Mamparas para bañeraLa instalación de una mampara de cristal en la ducha o en la bañera ofrece varias ventajas. Aumenta la sensación visual del espacio, otorga mayor profundidad y deja fluir la luz; además de aportar una imagen más moderna y decorativa. Las mamparas que se encuentran en el mercado ofrecen tal variedad de formas, tamaños y sistemas de apertura, que se adaptan a cualquier ducha o bañera, sean cual sean sus medidas, líneas o las irregularidades de sus paredes. Muchas empresas de reformas, las instalan a la medida del baño. Al elegir la mampara, hay que asegurarse de que ésta ofrezca una total estanqueidad, es decir, absoluto hermetismo de sus perfiles y cierres para evitar la filtración de agua. Hay que tener en cuenta que muchas tienen puertas equipadas con cierres magnéticos.

 

Formas de las mamparas para ducha

La forma de la mampara se adapta a la del plato de ducha:

Para platos de duchas cuadrados las más adecuadas son la de dos hojas perpendiculares, ya que permiten aprovechar las esquinas y ángulos. En el caso de que el plato tenga los bordes redondeados, las mamparas tienen paredes curvadas para una mejor adaptación.

Para platos de duchas rectangulares, las mamparas permiten adecuar una zona de secado.

Para platos de duchas tanto cuadrados como rectangulares encajados entre paredes, existe la posibilidad de un solo frontal.

 

Materiales y acabados de las mamparas de bañera y ducha

  • Paneles de cristal templado. Con una resistencia cinco veces mayor que el cristal común, es aconsejable que el aspecto de la mampara se asemeje a éste. Esta opción es muy segura: en caso de rotura, no se rompe en trozos de grandes dimensiones y con filos cortantes. Son mamparas decorativas, ya que permiten unos acabados mate o también con unos estampados serigrafiados.
  • Paneles acrílicos. Son más baratos, pero se amarillean y rayan con facilidad.
  • La mampara, en este caso, se fija a la pared o se unen las hojas entre sí. Están las de aluminio, son más resistentes y adaptables que el acero, son recomendables las que tienen un tratamiento anticorrosión Las mamparas con perfiles de PVC, tienen gran resistencia, no se decoloran y algunos tienen acabados transparentes y con un tratamiento fungicida. Se tiende a hacer mamparas con bisagras en vez de perfiles entre las hojas, ya que esto le aporta ligereza.
  • Mamparas con tratamiento antical. Elegir mamparas que ofrezcan este tratamiento en su superficie, ya que evitan la deposición de cal, las gotas de agua y la suciedad, y les otorga un aspecto más reluciente y durante más tiempo.

 

Sistemas de aperturas de las mamparas

En las puertas de las mamparas se pueden tener hojas fijas y otros paneles móviles. En el caso de paneles móviles, existen diferentes sistemas de apertura, que se instalan en función de las necesidades, el tamaño y la planta del baño:

Mamparas para ducha cuadrada con entrada por el vértice

Con puertas correderas. Los rodamientos que tienen estas puertas hacen que se puedan deslizar por carriles instalados en las zonas tanto superior como inferior, sin ocupar el espacio exterior ni el interior, son ideales para cuartos de baños pequeños, porque dejan espacio libre para sanitarios o mobiliario.

Con puertas abatibles. Sus puertas tienen bisagras lo que permiten su apertura tanto hacia adentro como hacia el exterior de la ducha, o en algunos casos la apertura puede hacerse en 180°, en ambos sentidos. Este tipo de puertas requieren mucho más espacio en torno a la ducha. Es idónea para cuartos de baños de grandes dimensiones

Con puertas plegables. En este caso, las puertas se pueden plegar hacia un lateral de la ducha, de modo que no invaden el espacio alrededor de la ducha. Son adecuadas para baños pequeños.

Con puertas fraccionables. Estas mamparas se dividen en dos partes, lo que posibilita la apertura por determinadas zonas o también de manera unitaria, según sea necesario. Como es posible abrir la parte superior, estas mamparas son ideales para hogares con personas de movilidad reducida o niños ya que se les puede bañar desde el exterior sin tener que mojarse.