Cómo solicitar financiación para tu propia casa

Finanzas

 

Salir del alquiler y tener su casa propia, en sí es un sueño que se puede lograr con planificación y paciencia, pero no siempre puede comprar su casa en poco tiempo. Para tratar de acelerar este proceso, un paso importante que usted puede poner en práctica lo antes posible, es organizar la información y los documentos necesarios para ser entregados a la financiación.

La financiación de una vivienda puede ser necesaria para tres propósitos: compra, renovación o construcción de un edificio.

Documentación requerida: Los documentos necesarios para formalizar la financiación varían de banco a banco, pero las principales son:

Comprador: RG / CPF, prueba de ingreso, Declaración de IR; prueba de residencia.

Propiedad: registro actualizado; prueba de condominio, certificado negativo de impuestos a la propiedad y la valoración de la propiedad firmado por el ingeniero acreditado al banco.

Incluso con los documentos en mano, todavía hay una posibilidad de fracasar en el análisis de crédito de financiamiento de su vivienda. Sepa qué hacer para reducir estos riesgos.

¿Cómo facilitar la aprobación del crédito?

Hay cinco tácticas que, según los profesionales, ayudan en la liberación de la financiación inmobiliaria, incluida la reducción de las tasas de interés. Ellos son:

1. Asegúrese de tener un crédito positivo

Si usted mantiene las cuotas pagadas sin demora, puede obtener préstamos y financiamiento con tasas de interés más bajas.

2. Abrir una cuenta de banco que financiará su propiedad

El hecho de que usted tenga una cuenta corriente con ellos suele ser útil cuando se aprueba el crédito y obtener mejores tasas de interés en el financiamiento. A medida que el banco puede saber cuánto dinero entra y sale de la cuenta del cliente en los últimos meses, se utiliza esta información al evaluar si puede darse el lujo de entrar en una financiación. Incluso con pagos a plazos, aumenta las posibilidades de ser aprobado, porque el director sabrá que usted es un buen pagador y es probable que pague las cuotas de financiación al día.

3. Separe los comprobantes de ingresos

Usted tendrá que demostrar que tiene suficiente dinero para tomar una deuda cara, como es la financiación. En este caso, puede utilizar la declaración de renta, la declaración de nóminas, porque todos son aceptados como prueba de sus ingresos. En el caso del estado de cuenta bancario, separar la información de los últimos tres meses.

4. Deposite en el banco todo el dinero que gana

Esto le ayudará a probar su presupuesto, especialmente si usted trabaja por cuenta propia o trabajadores que tienen más de una fuente de ingresos. Si usted tiene esta declaración de sus cuentas, es más fácil de probar que recibe el dinero que se indica en la solicitud de financiación.

5. Abra su empresa como MEI

Este consejo va para cualquier persona que es trabajador eventual. Rectificar la situación puede ayudar a la hora del análisis de crédito, principalmente porque se llega a presentar declaraciones de impuestos. Por no hablar de que el microempresario solo tiene ventajas, como la jubilación y la enfermedad.

6. Cuidado con las restricciones a su CPF

Si obtiene un mal nombre, no tiene los fondos aprobados por el banco. Así que si usted tiene alguna deuda no pagada, intente regularizar lo antes posible.

Consejo adicional: Antes de abrir una cuenta o bien optar por un préstamo, visitar varios bancos. Revise todos los diferenciales. Con todo en orden, ya puede comenzar sus procedimientos y obtener la  financiación para hacer realidad su sueño, ¡buena suerte!