Cómo congelar correctamente frutas y vegetales

 

Congelar alimentos es algo cada vez más frecuente pues esto permite disfrutar de alimentos en buen estado, que aún conserven su frescura pero ahorrando tiempo y lo mejor de todo, ahorrando dinero. Congelar correctamente frutas y vegetales es la mejor opción para preparar ensaladas y batidas de manera rápida sin tener que pelar estos alimentos y perder tiempo considerable haciendo esto.

Para todo proceso de congelación tal como nos explican desde Eurofrits es importante seguir ciertas recomendaciones pues cada alimento es diferente y seguir algunos consejos podrá garantizar que se pueda disfrutar de frutas y de vegetales frescos.

De qué depende una buena congelación

Que las frutas y los vegetales se conserven bien dependerá de ciertos factores, como por ejemplo las frutas y vegetales deben estar frescos, la forma en que estos sean preparados antes de ser congelados también determinará la efectividad del proceso de congelación, así como el envase en el que escoja congelar las frutas y los vegetales y por supuesto las condiciones a las que las frutas y vegetales se enfrenten en el momento del proceso de congelar.

Todos estos factores determinarán que se consiga o no una buena congelación, en este caso de las frutas y vegetales.

Congelar frutas

Se debe tomar en cuenta ante la congelación de frutas que estas conservan su textura y el sabor si las mismas son almacenadas con azúcar o con almíbar. Si se almacenan las frutas en almíbar estas serán ideales para utilizar en la preparación de postres, mientras que las frutas con azúcar o sin estas son excelentes para cocinarlas.

Congelar vegetales

Para congelar vegetales deben lavarse en agua fría, escurrirlas, quitar la piel y picarlas, además de escaldar los vegetales o verduras para poder congelar. Puede añadir limón si desea que estas conserven su color y su frescura.

Foto de http://planetapaula.com.br

Una forma de preparar especialidades de pescado, que le van a encantar a los niños.

Hoy en día con las prisas y el tiempo justo para comer, la gente prefiere cocinar de noche y recalentar la comida o simplemente pedir comida rápida, pero existe una solución rápida y sencilla, los productos Eurofrits preparados y precocinados que se encuentran congelados, estos en pocos minutos se pueden estar listos para comer. Además de contar con una gran variedad en la zona de congelados de cualquier supermercado, muchos se preguntan si estos productos pueden ser la base de una alimentación sana, pues bien todo depende de cómo los preparemos, si freímos y utilizamos grasas saturadas para cocinar muchos de los productos elaborados, claro que no son saludables pero por ejemplo si compramos patatas fritas de microondas estas son mucho más saludables y si además también cocinamos estos productos en el horno, pueden ser la base perfecta de una dieta equilibrada.

 

Barritas o filetes de merluza empanados al horno con patatas.

Varitas de MerluzaBien ahora vamos a describir como en cuestión de 20-30 minutos podemos tener un menú para los niños y no tan niños.

– Caliente el horno a 200C / 180C con el ventilador.

– Colocar las patatas precocinadas en una fuente y extender las patatas en una bandeja grande antiadherente para hornear y mezclar con un poco de sal y apio.

– Colocar el pescado en la parrilla a media altura o un poco por encima de la mitad del horno.

– Hornear durante 20-30 minutos hasta que todo esté bien dorado.

 

Lo bueno de hornear los preparados de pescado como la merluza, abadejo y el bacalao que podemos encontrar en la zona refrigerada de todo supermercado, es que son mucho más saludables al no estar fritos en aceites o grasas.

Yo sé que es malo para los niños comer patatas fritas todos los días y estoy totalmente de acuerdo, pero podemos acompañar el pescado con otra clase de complementos totalmente saludables y que combinan muy bien, además de que seguro de que a la mayoría de los peques les gustan. Podemos acompañar unos filetes de merluza o abadejo horneados con un poco de arroz y tomate frito para que no les sea tan seco a los niños, también podemos acompañar unas baritas o palitos de pescado con un puré de patata al que le mezclaremos un poco de leche y un par de quesitos, de esta manera convertiremos un puré en una comida nutritiva y repleta de calcio.