8 mujeres trotamundos para celebrar el Día Internacional de la Mujer

La mayoría de la gente está familiarizada con los logros y descubrimientos de los aventureros masculinos a lo largo de la Historia.

Nombres como James Cook y Cristóbal Colón forman parte del imaginario colectivo y sin embargo, los logros de intrépidas viajeras suelen pasar desapercibidos.

Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, ViajerosPiratas, la comunidad social de viajes líder y más dinámica de Europa, ha elaborado una lista con 7 de las más importantes viajeras de las que probablemente nunca habrás oído hablar.

Jeanne Baré, la primera mujer en dar la vuelta al mundo

Marinera francesa y botánica en el siglo XVIII, Jeanne Baré es considerada como la primera mujer en dar la vuelta al mundo. En una sociedad dominada por hombres, la única manera en que podía lograr su sueño era disfrazándose de hombre. Cuando su amante Philibert de Commerson fue contratado por el gobierno francés para navegar por el mundo y llevar a cabo investigaciones botánicas, la pareja decidió ocultar el género de Baré vistiéndola con trajes de hombre y creando su alter ego, Jean Baret. El plan funcionó durante más de un año, hasta que la tripulación llegó al Pacífico Sur y algunos isleños descubrieron la verdad. Sin embargo, cuando Baré regresó finalmente a Francia, la Armada decidió conceder como recompensa a esta mujer extraordinaria una pensión de doscientas libras al año.

“Lady Lindy” la mujer que sobrevoló los estereotipos

La aviadora Amelia Earhart, nacida el 24 de julio de 1897 en Kansas fue una de las mejores de la Historia. En 1922 batió el récord mundial de altitud para una mujer, alcanzando los 14.000 pies (4.267 metros). Más tarde se convirtió en la primera en participar en un vuelo a través del Océano Atlántico en 1928, así como la primera mujer en sobrevolar sola el Atlántico en 1932. Su muerte está rodeada de misterio: al intentar establecer el récord de vuelo alrededor del mundo, Earhart y su avión desaparecieron. Investigaciones recientes sugieren que aterrizó en una isla deshabitada en el Pacífico Sur y allí vivió el resto de sus días.

Isabella Bird, viajar como terapia

A pesar de sus problemas de salud y de las limitaciones de la sociedad de su época, Isabella Bird fue una de las primeras mujeres en recorrer el mundo y además a una edad avanzada. En 1854 realizó su primer viaje, aconsejada por sus médicos, a Estados Unidos, comenzando así 30 años de sucesivas aventuras alrededor del mundo en los que visitó lugares como Hawai, Tibet, Malasia, China o Marruecos. En 1892 dejó su huella en la Historia al convertirse en la primera mujer en ser admitida en la Real Sociedad Geográfica de Londres. Hasta su muerte a los 72 años no dejó de recorrer el mundo y relatarlo  en sus novelas.

Egeria, la primera mujer peregrina

Es muy posible que el primer libro español de viajes lo escribiera una mujer, Egeria, adelantándose mil años a Marco Polo. Según diversas fuentes, durante tres años, entre el 381 y el 384, esta gallega (o del sur de Francia, según otras fuentes) viajó con una Biblia para contrastarla con los parajes que iba descubriendo: Constantinopla, Mesopotamia, Jerusalén, el monte Sinaí o Egipto. Una importante eminencia que muy posiblemente la Historia haya dejado en el olvido.

Annie, la primera en recorrer el mundo en bicicleta

El 25 de junio de 1894, Annie Cohen Kopchovsky, una joven madre de tres niños pequeños realizó una arriesgada apuesta que consistía en dar la vuelta al mundo en bicicleta en 15 meses a cambio de un premio de 5000 dólares. La aventura era en realidad un verdadero examen a las habilidades de una mujer para valerse por sí misma. A pesar de que nunca antes había montado en bicicleta, Annie dejó atrás a su esposo y sus hijos pequeños y se lanzó a la aventura. Tras 15 meses, el 24 de septiembre de 1895 consiguió superar el gran reto.

Isabel Barreto, la primera almiranta

Fue la primera mujer almirante en la Historia de España, en tiempos del rey Felipe ll. Aunque nació en Pontevedra en 1567, cuando era una niña se mudó a Perú donde se casó con el navegante Álvaro de Mendaña. Su origen noble y su formación (entendía el latín y sabía escribir) le permitieron moverse en entornos restringidos hasta entonces para las mujeres.
Su hazaña comienza en 1595, cuando decide acompañar a su esposo en uno de sus viajes más importantes, una expedición por el Pacífico. Durante la travesía falleció su esposo Álvaro de Mendaña, y ella asumió el mando de la expedición que había partido de Perú en busca de las islas Salomón.

Sin embargo, en todas las épocas hemos podido descubrir mujeres valientes y aventureras. En la actualidad también podemos ver ejemplos de ello:

Pasabán, la alpinista de los records

A los 16 años, Edurne Pasabán ascendió al Mont Blanc (4.810 m.) y desde entonces la montaña forma parte de su vida. En 2010, Pasabán entró por la puerta grande a formar parte de la historia del alpinismo como la primera mujer en coronar los 14 ochomiles del planeta.

De Pecol, la primera en viajar a todos los países

Cassandra De Pecol, una joven de Connecticut, acaba de convertirse este año en la primera mujer que ha viajado a todos los países del mundo y además ha batido el record Guinness al realizarlo en 18 meses y 26 días. 196 países soberanos recorridos por un motivo solidario y en el que ha sido apoyada a través del crowfunding y el patrocinio de varias empresas e instituciones.